Alerta roja: Cómo evitar un golpe de calor

0

¿Salís y se te baja la presión? Eso significa que llegó el verano y te vamos a mostrar cómo hacer para evitar los famosos golpes de calor, que nos agarran a todos… A algunos más y a otros menos, pero nadie se escapa cuando hacen 36°.

Por empezar, es fundamental evitar la exposición al sol en las horas centrales del día. ¿En qué horarios? El horario central del día es desde las 12 hs hasta las 17 hs. Es por ello que tenés que fijarte de quedarte en un lugar con sombra o en tu casa. Es más, si sos fanático de dormir al sol, deberías evitar hacerlo en este horario. ¡Y si lo hacés, tomá todos los cuidados personales, usá protección solar y refrescate!

Si notás que estás muy cansado y notas pesado el día, es preferible acomodarte en un lugar más fresco y usar ropa floja. Si el malestar persiste, es recomendable ir a realizarte un chequeo médico. Pero con un poco de frío y mucha agua deberías estar bien.

Si hablamos de agua, está altamente comprobado que hay que consumirla abundantemente. Y un dato muy curioso, es que tenés que evitar comer comidas pesadas. ¿Por qué? Te estarás preguntando, lo que hace la comida pesada es aumentar la temperatura interna del cuerpo y además dificulta la digestión. Es por eso que debés consumir comida liviana como lo son los vegetales o las frutas.

El verano y el calor son ideales para vestirnos con ropa ligera, que en términos específicos, permiten la transpiración, que es el principal mecanismo de refirgeración de nuestro cuerpo. ¿Sos de transpirar mucho?

Todos estos tips son fundametnales para evitar el golpe de calor. Pero, ¿qué hay que hacer cuando alguien tiene uno? En caso de un golpe de calor, trasladá a la persona afectada a un lugar a la sombra. Colocala en posición tumbada con la espalda recta y las piernas levantadas, para favorecer la circulación de la sangre.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.