Historias: «Bert» Trautmann, de sargento Nazi a leyenda del Manchester City

0

Un soldado alemán en la Segunda Guerra Mundial, terminó siendo arquero histórico de los “Sky Blues”. Una historia de película rescatada por PícaroNews.

Uno de los grandes recuerdos que tienen los “Citizens” sobre Bert Trautmann fue en 1956, en el estadio de Wembley apenas concluida la final de la FACup, era el arquero del City y había subido con sus compañeros a retirar el trofeo, luego de vencer por 3-1 a Birmingham. El detalle era que había jugado el último cuarto de hora con cuatro vértebras cervicales dislocadas y una fracturada, producto de un rodillazo involuntario de Peter Murphy (rival). Trautmann no quiso dejar el campo.

Bernhard había nacido en el complicado período de entreguerras, el 22 de octubre de 1923, en un barrio de clase media de Bremen. Su padre trabajaba en una fábrica de fertilizantes. Pero aquello no duraría mucho. La familia se vio arrastrada por la hecatombe económica germana y comenzó a acercarse a las ideas del movimiento que lideraba Adolf Hitler. Así fue que en 1933 apuntaron al pequeño a la Jungvolk, la rama infantil (de 10 a 14 años) de las Juventudes Hitlerianas.

Foto: lasoga

Llegó la guerra y el joven Bernhard se vio envuelto en ella hasta que le consumió siete años de vida. Fue operador de radio, paracaidista y soldado de infantería. Combatió en Polonia, Ucrania, Francia, Bélgica y Alemania. Fue ascendido a sargento y recibió varias medallas. Abandonado en tierras alemanas, Bert fue capturado por tropas de USA. Logró escapar, como lo había hecho de soviéticos y franceses, pero fue apresado nuevamente por los británicos. Ya no intentó huir. Y fue allí cuando su nueva vida comenzó.

Tras pasar por un campo de prisioneros en Bélgica, fue trasladado a las islas. Encarcelado primero en las cercanías de Londres, unos meses más tarde fue enviado al oeste, al campo de Ashton-in-Makerfield, a medio camino entre Manchester y Liverpool. El fútbol era uno de los pasatiempos en la prisión. Trautmann, un día, ocupó el arco y nunca lo abandonó.

Cuando en 1948 los ingleses decidieron cerrar el campo, el ex sargento del ejército de Hitler eligió quedarse en las islas, consiguió trabajo en una unidad de desactivación de bombas en Liverpool y se sumó a un equipo de fútbol aficionado, St. Helens Town. Tenía 25 años y nunca se había entrenado como arquero ni jugado en un club.

Foto: 90min

Bert no demoró en dar a conocer sus virtudes: agilidad, valentía, rapidez, determinación. Sus actuaciones trascendieron la modesta liga en la que participaba. Los clubes ingleses comenzaron a seguirlo. Hasta que uno de ellos decidió sumarlo a sus filas. El 7 de octubre de 1949, sólo cuatro años después de la guerra, Manchester City fichaba como arquero a un ex sargento nazi. Bert tenía nuevo equipo. Abundaron las quejas, la comunidad judía se hizo sentir y hubo una marcha en la que unos 20.000 hinchas mostraron su indignación.

Lee Westwood era el capitán del equipo blue. Fue él quien tomó la palabra para acabar con las discusiones cuando la situación se hacía insostenible: «La guerra no existe en nuestro vestuario», aclaró. El resto, por supuesto, fue acto de Trautmann con base en grandes atajadas. Aferrado a sus manos, el City retornó en 1951 a la primera división y alcanzó dos finales de Copa: la de 1955 (cayó ante Newcastle) y la mencionada de 1956 frente a Birmingham. Trautmann fue el primer alemán en ganar la FA Cup y en ser considerado «futbolista del año» en Inglaterra.

Continuó atajando hasta 1964, en donde 50 mil personas se reunieron para brindarle una gran despedida a una carrera que abarcó 545 partidos en Manchester City. En 2005 ingresó al Salón de la Fama del fútbol inglés y le realizaron una pequeña estatua en el museo del Etihad Stadium.

Foto: lasoga

Una vez retirado, Bert creó la Trautmann Foundation para fomentar las relaciones germano-británicas, fue el final de su obra, y el motivo por el que las autoridades le habían otorgado la Orden de Honor del Imperio Británico. Finalmente, en 2013, Bert falleció en Castellón, un pueblo de España.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.