El día que Carlos Menem se juntó con The Rolling Stones a fumar habanos y comer empanadas

0

En 1995, The Rolling Stones vinieron al país a realizar cinco recitales en el estadio de River Plate. El por entonces Presidente de la Nación aprovechó la visita para… Conocé los detalles del encuentro en esta nota.

Cuando se anunció que los Rolling Stones, la banda insignia del Rock and Roll, iban a tocar por primera vez en Argentina, se produjo un revuelo enorme. Es que en nuestro país hay una «cultura rollinga» muy fuerte, tal es así que en cinco días la banda inglesa reunió a más de 300 mil fanáticos en el Estadio Monumental.

En medio de toda esa locura, luego del primer recital, el asesor principal de Menem en aquel momento, Juan Bautista «Tata» Yofre habló con el embajador británico Peter Hall y le dijo: ¿Nadie se comunicó con el presidente para que tengan una reunión con los Stones? Ante el «no» de Hall, Juan Bautista dijo: «Yo me encargo».

Y así fue. Al día siguiente la banda completa partió hacia la Quinta de Olivos, en donde lo esperaba Carlos Saúl Menem. Allí comieron pizzas y empanadas, y antes de irse Carlos les obsequió vino argentino -extraído de la bodega de Menem- y una caja de habanos a cada uno, traído directamente de Cuba. Los rolling, chochos!

Los shows fueron un éxito por donde se lo mire, pero no todo fue alegría para Mick Jagger y compañía. Les había llegado el dato de que las habitaciones del Hotel en donde se alojaban podían se revisadas por la policía federal ante cualquier denuncia, ya que años antes había ocurrido con los Guns And Roses. Por esta razón hablaron con el gran Guillermo Vilas -ex tenista-, íntimo amigo de la banda, para que no ocurra nada raro. Vilas se encargó y la situación no pasó a mayores. Lo que habría sido un allanamiento en esas habitaciones…¡Un escándalo!

Guillermo Vilas junto a Ronnie Wood, Keith Richards y Juan Bautista Yofre (créditos: Infobae)

Pero esto no termina acá. Dos años mas tarde Ronnie Wood, guitarrista de la banda, volvió al país para promocionar sus pinturas. Cuando llega pide otra cita con Menem y este accedió amablemente. Ronnie tenía algo muy importante que comunicarle y era lo siguiente: «Presidente, el año pasado vine a la Argentina y cuando lo visitamos usted nos regaló una caja de habanos cubanos a cada uno de nosotros. Le vengo a decir que mi caja se terminó«. Ante esto Carlos estalla de la risa y responde: «Traigan unos habanos para los muchachos».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.