Cinco lugares que debés conocer antes de morir

0

El mundo cuenta con una infinidad de lugares deslumbrantes, y algunos deberían ser parte de las visitas obligatorias de todo aventurero.

Si uno tiene la oportunidad de emprender viaje, existen lugares de ensueño que Pícaro News te recomienda. Las posibilidades que da Internet hoy en día hace que uno pueda planificar viajes, y conocer ciudades con rapidez, y que antes sólo podíamos ver a través de folletos o de libros desactualizados.

Aquí, cinco destinos para que tildes en la lista. 

1- Machu Picchu (Perú)

A lo alto de los Andes peruanos, a unos 2453 metros sobre el nivel del mar, se ubica una reliquia de la historia de la región: Machu Picchu, la imponente ciudad inca construida a mediados del siglo XV. El imperio incaico no sólo despierta su interés, principalmente de arqueólogos, por sus misterios sin resolver aún hoy, sino que la espectacular arquitectura montada por el pueblo inca, la biodiversidad y su significación cultural e histórica hacen de la ciudadela una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno y, por supuesto, el lugar indicado para visitar. Eso sí, preparados para el mal de altura del terreno montañoso. 

GETTY IMAGES

2- Yellowstone (Estados Unidos) 

Un poco de naturaleza y vida silvestre en el horizonte no estarán nada mal. Ubicado sobre Wyoming, Montana e Idaho, el Parque Nacional de Yellowstone (fundado en 1872, se trata del primero de carácter nacional en el mundo) se extiende 9,065 km cuadrados sobre un área volcánica, y es el hogar de una gran variedad de animales salvajes como osos pardos, lobos, bisontes y alces. Además, se preserva el Gran Cañón de Yellowstone, el Old Faithful (Viejo fiel) y una colección de géiseres y fuentes termales. Cordilleras, ríos, cañones y lagos, ideales para aventureros y amantes de la fotografía. Los guardabosques del parque sabrán guiar a quien decida vivir la experiencia. 

Imagen: minube

3- Plaza de Jemaa el Fna (Marruecos) 

La ciudad se torna extenuante en ocasiones, pero, si se trata de una urbe ajena a la propia, la situación puede cambiar, y más cuando la peculiaridad y lo atípico rondan el ambiente. En el oeste de Marruecos se encuentra Marrakech, visitada principalmente por su plaza central, la de Jamaa el Fna, el lugar más importante de la medina. Si uno tiene la oportunidad de recorrerla, se topará con una serie de callecitas y pasadizos que acompañan en su entorno enormes cantidades de puestos de alimentos, bares, restaurantes y hasta domadores de monos y de serpientes. Al caer la noche, la plaza toma un color especial, se retiran las tiendas montadas y se despliegan puestos de comida, músicos callejeros y shows que en conjunto hacen de la algarabía una experiencia inigualable. Como si fuera poco, en la gastronomía de Jamaa el Fna destacan la calidad de los sabores y los precios, que se caracterizan por ser económicos.

4- París (Francia)

La eterna ciudad de los enamorados. Si el amor se materializara en forma de metrópoli, no escaparía ni un solo detalle a la singularidad parisina. Cualquiera sueña con recorrerla, acompañado o en soledad, y percibir esa calidez que arropa y empapa de lirismo a cada soñador que desemboca allí. Transcurrir el rato con la Torre Eiffel de fondo, un paseo por el río Sena al caer la noche para apreciar la ciudad iluminada, y deambular los pasajes urbanos del siglo XIX. Todo un lujo.

 5- Bosque de Arashiyama (Japón)

Al oeste de Kioto, cerca del río Hozu, se halla un bosque de bambú que colmará de estupor a cualquiera que goce de caminarlo. El Bosque de Arashiyama cuenta con una ruta que se abre entre los esbeltos árboles, los cuales recrean un ambiente mágico al apilarse miles de ellos de manera uniforme hacia lo alto. La brisa que recorre el santuario vegetal provoca sonidos singulares que dejan boquiabiertos a los turistas, y que figuran en la lista de «los cien sonidos a preservar en Japón». 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.