¿Goles prohibidos? Los encuentros entre futbolistas casados y otras mujeres

0

Fueron tres las chicas que, en diálogo con EloPodcast, declararon haberse acostado con jugadores que en su momento estaban en pareja.

El mundo del fútbol trasciende lo deportivo. Más allá de lo habitual a observar cuando se trata de la realidad que ofrecen clubes con gran poderío económico, como vidas lujosas y vacaciones en lugares paradisíacos, hay otras ¿costumbres? un tanto problemáticas. ¿Qué hay en la cabeza de los futbolistas casados que tientan a la infidelidad? ¿Son ellos o las mujeres con las que acuden al engaño?

En el programa de EloPodcast.com, tres invitadas confesaron en el último mes que tuvieron noches de pasión y desenfreno con jugadores que militan los colores más reconocidos del deporte.

Estefanía Holman, vocalista reconocida en la noche tanguera argentina, develó haberse acostado con dos futbolistas colombianos, de Boca y River, que tenían pareja en ese entonces y que le ofrecieron mil dólares «de regalo». «No fue prostitución, el dinero que me pagó fue un regalo que él me quiso hacer. ¿Qué voy a decir que no?», expresó al referirse al jugador del conjunto de Núñez, quien, contó Holman, le enviaba un chofer y previo a entrar al country le pedía que ingresara en el baúl del auto. 

Respecto a quien se desempeñaba en las filas de Boca, la cantante agregó algunos datos sobre su vida: «Colombiano también. Tuvo mucho quilombo hace poco. Me preguntaba qué necesitaba, y le decía ‘si querés dame mil dólares’. Lo vi seis o siete veces, se ve que tenía a la señora escondida». 

Pero no es la única que se refirió a los encuentros ocultos. La modelo Calu Pulig tuvo experiencias similares con jugadores del Xeneize y las detalló junto a EloPodcast.com. «Estuve con dos futbolistas de Boca por separado, en distintos días. Me pagaron 500 dólares cada uno. Ambos están casados y con hijos, uno tiene treinta y pico y el otro está llegando a los cuarenta años» afirmó, y explicó qué métodos usan para que nadie se entere: «Esas fiestas se hacen en casitas que se usan de bulos. Había otros futbolistas también». 

En la vereda de enfrente, otra vez, está uno del Millonario. Pulig también tuvo un ida y vuelta vía Instagram con Maxi López: «Estuve en Barcelona en 2019 y me ofreció pasajes para ir a Italia. Creo que estaba de novio, pero me dijo que él se arreglaba. Le pedí una foto haciendo fuck you ya que no creía que era él. Al final perdí mi cuenta de Instagram, porque me la hackearon, y no lo pude ver».

Por ese camino de los ex River, fue también la influencer Elizabeth Jacqueline, que admitió haberse ido de un boliche junto a «un jugador con un famoso apodo (¿’Ogro’?), ex de Amalia Granata». «Primero le pedí una foto y me la negó. Él estaba con dos chicas, y tenía novia en ese momento. Después, cuando se estaba yendo, me dijo ‘vení conmigo’ y nos fuimos juntos», contó. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.