Hey Culiao, ¿querés saber dónde se inventó el fernet con Coca?

0

Está claro que la bebida es furor en Argentina, a cada rincón del país al que vayas siempre va a haber alguien con ganas de cortar una botella y armarse un Ferne’ con Coca. Pero… ¿Dónde nació esta locura?

Según la página International Wine and Spirit Research (IWSR) , los argentinos consumimos más de 50 millones de fernet al año, y sólo se ubica detrás del consumo de cerveza y vino. Es que está a la vista de todos, no existe un bar en Argentina que no tenga la opción “fernet con cola” en su carta. A su vez a los jóvenes se los nota disfrutarla en previas y boliches cada vez más.

Si bien existen varias marcas, al igual que el resto de las bebidas alcohólicas, la protagonista es la marca italiana Branca. Su nombre se debe a su creador Bernardino Branca que inventó la bebida en la ciudad de Milán, en 1845. 

Ya traído a América por inmigrantes italianos, el aperitivo fernet era consumido como digestivo, hasta que comenzó a mezclarse con bebidas como agua o soda y se utilizaba como acompañante de los llamados “copetines”, una especie de picadita que se comía a media tarde. Lo curioso es que lo tomaban generalmente personas mayores, y la juventud se resistía. 

Pero todo se desvirtuó cuando a principios de los años 80´ un grupo de personas decidieron mezclar el fernet con coca cola… Y como muchos de ustedes se lo habrán imaginado, este hecho ocurrió en la provincia de Córdoba. 

La historia cuenta que en la Liga Amateur de Fútbol, ubicada en la periferia de la ciudad de Córdoba, los partidos transcurrían los sábados por la tarde y cuando terminaban, los jugadores solían refrescarse con bebidas que adquirían en bares de barrio o pulperías precarias instaladas en las mismas canchitas. Allí se consumían los clásicos «cerveza con gaseosa de naranja» o «vermú con gaseosa lima-limón», hasta que un día el cantinero decidió probar con fernet y coca cola. 

La mezcla resultó ser un éxito y se replicó por otros lugares, pero era muy difícil de conseguir el aperitivo. 

Por lo tanto hubo que esperar hasta fines de los 80’ para que finalmente se popularice la bebida y esto ocurrió debido a la gran demanda de los jóvenes de la época para con algo que se estaba transformando en un hábito y no sólo en las canchas de fútbol.

Rápidamente la moda llegó a la gran Buenos Aires y a medida que pasaron los años, se volvió tradición en todo el país. ¡Qué ganas de un fernet bien helado!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.