El baño de sangre que obligó a FIFA a cambiar el reglamento

0

El nombre Terry Butcher posiblemente sea recordado por todos los argentinos por ser uno de los 5 jugadores que eludió Diego Maradona para anotar el llamado “Gol del Siglo” en el mundial 86’. Pero tres años después de ese acontecimiento el defensor inglés volvía a ser noticia en el mundo.

Era 9 de septiembre de 1989 e Inglaterra se jugaba el pase al mundial de 1990, para ello debía empatar o ganarle a Suecia, que jugaba de local.

A pocos minutos de comenzar el partido el defensor central Terry Butcher saltó para despejar una pelota y recibe un cabezazo en la frente de un jugador sueco, ante esto el fisioterapeuta del equipo inglés lo suturó a Terry con unos simples puntos de sutura acompañado con una venda que le cubría toda la cabeza. 

Sin embargo, acorde pasaba el tiempo de juego, la venda se iba aflojando. Esto ocurría ya que el defensor no paraba de sacar pelotas a cabezazos de su área, totalmente afligida por el ataque de los suecos.

El partido terminaría empatado en cero y así los dos lograrían la clasificación al mundial.

Luego del encuentro, Terry declaró: “De la cancha solo me iban a sacar muerto.” Días más tarde la FIFA decidiría que estaba totalmente prohibido jugar un partido con manchas de sangre en una camiseta.

Terry Butcher, jugando para Inglaterra, hecho una sopa de sangre.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.